Origen de un movimiento de innovación social

Esta historia comienza con una conexión en Linkedin, de esas que surgen sin contacto previo. Después de ponernos al día y comentar nuestras trayectorias decidimos empezar a colaborar juntos, para una formación sobre Customer Joruney Mapping para la Universidad Marroquín de Guatemala y también diseñamos un workshop para el grupo lastminute.com. Esas fueron nuestras dos primeras aventuras juntos. Además de estas colaboraciones empezamos a definir un plan juntando nuestros conocimientos, para explorar proyectos apalancados en la innovación social; tanto a Óscar como a mí nos interesa mucho este tema.

Yo tenía experiencia personal reciente en este ámbito de la innovación social, ya que había estado bastante tiempo en Chile como formadora de técnicas de innovación y emprendimiento en negocios inclusivos. Además daba la casualidad de que recientemente había cursado un máster de innovación centrada en personas. Con todo esto sobre la mesa decidimos, como primer paso, empezar a contactar a algunas personas referentes a las que llevaba tiempo siguiendo personalmente y que nos inspiraban. Con el apoyo de ICARUS definimos una lista de contactos interesantes para empezar nuestra investigación. Nosotros creemos mucho en la causalidad y eso hace que te muevas rápido.

Una de esas ‘causalidades’ nos llevó a pensar en Nepal como primer objetivo para realizar una investigación intensiva. Después de reunir documentación y haber visto que en mi agenda personal tenía algunas personas vinculadas con este país decidimos arrancar el proyecto Myō. Os contaré un poco acerca de ellas:

Alex

Abordé a Alex, cofundador de Hemper, en uno de los eventos que habían organizado, tengo que reconocer que abusé de su predisposición en responder todas mis preguntas. Me contó que Hemper es una empresa creada por jóvenes emprendedores que buscan modelos de negocio que contribuyan a mejorar un poco el mundo en el que vivimos. Todo el equipo se portó de maravilla conmigo y el día 9 de julio compartimos algunos objetivos en Nepal respecto a la innovación social. El más importante, ayudar a Sanu a encontrar modelos de financiación que permita mantener una escuela generando sus propios ingresos.

Julia y Miguel

Son dos personas a las que admiro mucho. Ellos me han demostrado que en esta vida hay que perseguir tus sueños y lo que te hace feliz. Nos conocimos hace tres años y medio en una charla que acabó en quedada. No había sabido nada de ellos hasta ahora, pero la ‘causalidad’ de nuevo nos hizo conectar para hablar de ICARUS.

innovación social - julia y miguel

Julia y Miguel habían vivido tres años en Thailandia y tenían un montón de historias que contarme. Así que su oportuno regreso a España, fue para mí una señal de que teníamos que vernos. Quería saber qué pensaban ellos sobre nuestros planes en Nepal; estaba segura que contrastarlo con sus experiencias nos daría un enfoque mucho más enriquecedor. Como en anteriores ocasiones sentí un fuerte apoyo por su parte para lanzarme a vivir esta aventura. Pusieron a mi disposición toda su ayuda y sus conocimientos para cuando los necesitara.

Bibi y Cristian

Aunque en este punto ya teníamos claro que Nepal sería nuestro destino, por el camino conocí también a Cristian que nos puso en contacto con Bibi. Es una mujer fantástica que vive por y para los demás. Lleva años en vinculada a Nepal. Bibi nos ayudó a configurar una lista de contactos que añadimos a nuestra agenda para visitar durante las tres semanas que estaré por allí. Además de los contactos nos compartió un montón de consejos e historias asombrosas que me ayudaron a entender mejor el contexto en el que me movería en Nepal.

Vicky Subirana

A nivel personal, Vicky ha sido una estrella polar que me ha guiado desde el primer minuto que decidí embarcarme en esta aventura. Su libro “Una Maestra en Kathmandú” me fascinó, hasta tal punto, que nunca quería que se acabase, aunque por otro lado me apetecía seguir conociendo cada vez más su historia. Otra de las cosas que admiro de Vicky es que ha luchado desde muy joven por el bienestar de los más necesitados. Es una inyección de energía escucharla contar cómo ha ido superando cada uno de los obstáculos que la vida ha puesto en su camino, demostrando una fuerza y perseverancia envidiables.

innovación social - Vicky Subirana

Ángela

Su experiencia vivida hace un año me inspiró para querer iniciar un proyecto con mucho foco en personas. Además de contagiarme mucha energía, puso a mi disposición muchos contactos que harían mi estancia más placentera en Nepal.

Marta

Como familiar y amiga con enorme experiencia en ONGs puso a nuestra disposición todo su conocimiento. Nos ayudó a adentrarnos con buen pié en un mundo desconocido y a entender mejor un montón de conceptos increíbles a tener en cuenta en nuestra aventura. Además hemos puesto una primera piedra para colaborar en el futuro.

Familia y amigos

Su apoyo ha sido fundamental para decidir a embarcarme en esta aventura de innovación social. Otras personas me han ayudado por el camino a entender mejor la cultura Nepalí y me han dado consejos para ir con pies de plomo. Gloria, Ari, Vitto, Meli, Paz, Juan, Cristina, Clara, entre otros, gracias por vuestra cercanía y generosidad.

Nepal… ¡Allá vamos!